La Biblioteca Nacional de Madrid se trasladará a Barcelona



Según informa hoy el prestigioso diario Catalonia Today (edición de El Mundo Today), una de las decisiones que se tomaron en el pasado Consejo de Ministros que se celebró en Barcelona el pasado día 21 de diciembre, fue el traslado de la Biblioteca Nacional de Madrid a Barcelona. Además del traslado, también se acordó el cambio de nombre de la Biblioteca, que se pasará a llamar Biblioteca Nacional de España Jordi Rubió i Balaguer. Según informan fuentes del Ministerio de Cultura, se ha querido esperar hasta hoy para dar la noticia para dar más relevancia a la misma, y ​​que así tenga un mayor impacto en círculos culturales y bibliotecarios. También comentan que si el aeropuerto del Prat también cambia de nombre, ellos no querían ser menos y también celebran este cambio, para incluir el nombre de este prestigioso bibliotecario catalán. Respecto el cambio de ubicación, también son todo buenas noticias, pues "no será necesario coger el AVE para ir a la playa". Finalmente, comentan que "se trata de un gesto simbólico y de buena voluntad, para establecer puentes de diálogo y de respeto con el pueblo catalán".

Por su parte, desde la Conselleria de Cultura de la Generalitat de Catalunya parece que ya estaban informados de las intenciones de Madrid. Según comenta la Consellera Laura Borràs, "venimos trabajando en este asunto desde hace justo un año. Nos hemos ido reuniendo de forma periódica en el restaurante La Camarga. Se come muy bien, y además tienen unos bonitos jarrones con flores. Desde la Conselleria damos pleno apoyo a esta decisión, que situará Barcelona como un potente centro bibliotecario a nivel mundial. En la misma ciudad tendremos la Biblioteca de Cataluña, la Biblioteca Provincial y ahora la Biblioteca Nacional de España". Además, Borràs apunta que con esta medida conseguiremos aumentar el ratio de libros por habitante de forma rápida y sencilla. "Todos ganamos, es un win-win", dijo Borràs del todo convencida.

A partir de ahora, habrá que trabajar en el traslado de la BNE en Barcelona. Una de las posibles formas de trasladar todo el fondo de la Biblioteca sería usar los convoyes del AVE de la línea Madrid-Barcelona. "Es una línea infrautilizada, con escaso rendimiento económico. Es una ocasión única e inmejorable de poder rentabilizar esta infraestructura. Y de paso, se haría espurgo del fondo y podrían ofrecer lecturas interesantes los viajeros del AVE", apuntan desde el Ministerio de Cultura. Una vez en Barcelona, ​​parece que la Biblioteca se podría instalar en las antiguas dependencias del Banco de España.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada