Bibliotecarios sin espacio

El espacio bibliotecario se ha transformado y se continuará transformando. Es quizás el edificio urbano que más ha cambiado, pero me pregunto si los mismos bibliotecarios han cambiado tranto y están siendo capaces de transformarse al mismo ritmo. Quizás los bibliotecarios nos estemos quedando sin nuestro espacio icónico y mental, sin nuestra seguridad hecha a base de siglos de estanterías llenas de libros. Hemos ya dejado de ser bibliotecarios de papel para convertirnos en bibliotecarios de...

No sé en qué nos convertiremos. Lo que si que sé es que la relación entre profesión y espacio, espacio y profesión, es en el caso de los bibliotecarios, muy intensa y con una identificación casi total. Y esta identificación se está resquebrajando, se está rompiendo, y provocando quizás una nueva crisis de identidad en grandes sectores de nuestra profesión. Si mi espacio cambia, si el lugar que me envuelve y dónde hacía una serie de acciones ya no es el mismo, se ha transformado y se ha perdido el vínculo entre trabajo y espacio, también se pierde en conseqüencia la relación entre profesión y espacio. Entonces, la profesión pierde parte del sentido que la definia y le daba contenido. ¿Qué queda cuando en entorno que nos identifica se transforma de forma tan radical? ¿Perdemos los bibliotecarios sentido de ser?

Puede que perdamos sentido de ser en un sentido tradicional, pero ganaremos un nuevo sentido de hacer transformador, inovador, colaborativo y social. Los nuevos espacios bibliotecarios probablemente no ayudarán a que seamos más bibliotecarios, haciendo que en centro de atención continúe en la profesión en si misma, detrás del mostrador. No. Los nuevos espacios bibliotecarios, seguro, permitirán y facilitarán un nuevo sentido de hacer, ya que en las bibliotecas se desarrollarán cosas, se harán cosas, se hará comunidad, se harán personas... se hará la vida. Y no tendremos que ser todo aquello que hemos sido; tendremos que saber hacer todo aquello que aún queda por hacer.

1 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada