Biblioteca Central de Barcelona en el blog de Jaume Prat

Hace ya unos días que Jaume Prat ha ido publicando una serie de posts en su blog "Arquitectura, entre otras soluciones" sobre los proyectos que se presentaron al concurso de la Biblioteca Central de Barcelona. Desde Bauen hemos seguido con atención el desarrollo de este concurso; escribimos un post cuando se hizo pública la adjudicación y otro cuando se presentó el proyecto.

Del 7 de febrero al 16 de abril han sido expuestas en el Colegio Oficial de Arquitectos de Catalunya 61 propuestas presentadas y se han organizado jornadas de debate. Desde Bauen también hemos hablado de ello en este post. La exposición y los debates han sido una buena ocasión para valorar la calidad de los proyectos presentados y también para debatir sobre las condiciones de este concurso, así como del sistema de concursos de arquitectura en el país, tema bastante polémico. En cualquier caso, hay que agradecer iniciativas de este tipo, que trasladan al ágora pública el debate de todo aquello que afecta a la transformación de la ciudad y la evolución de la arquitectura en el país, que de otra forma quedarían en la opacidad los procesos administrativos. Celebramos, pues, la transparencia en la exposición y el debate público de las propuestas.

Y celebramos especialmente que un arquitecto y blogger dedique su tiempo a trasladar esta información a la red, para hacerla globalmente accesible. Jaume Prat ha hecho una selección de sólo algunos proyectos para poder analizarlos con cierto detalle. Se trata, como dice explícitamente, de una selección subjetiva centrada en los proyectos que personalmente más le han interesado, que ni siquiera pretende ser representativa de lo que fue el concurso. Personalmente quiero felicitar Jaume por haber tomado esta iniciativa que nos permite retomar y ampliar, virtualmente, aquellos debates que se produjeron en la sede del COAC, además de dejar testimonio detallado en la red de cada uno de estos proyectos.

El primero de los textos es un análisis global, subjetivo y personal, los parámetros que han condicionado las propuestas: desde la elección del lugar en la ciudad (tema que se debatió bastante en el COAC), hasta aspectos constructivos o de bioclimatismo, pasando por el análisis del solar y el entorno, el programa de biblioteca, o aspectos formales entre otros. Se trata de elementos para el debate estrictamente arquitectónico, aportados desde el rigor y el punto de vista crítico, pero sin ninguna intención de evitar una cierta polémica. Me parece una opción valiente.

Ya hace días comenté algunos de estos estos temas con Jaume, y ahora quisiera sólo poner énfasis en aquellos aspectos, de entre los que comenta, que surgen intrínsecamente del programa de biblioteca. Coincido plenamente con él en que los tres grandes temas a elaborar durante el proyecto de una biblioteca actualmente son la flexibilidad, el control de la luz (natural y artificial) y el control del sonido. Añadiría que el aspecto que tenemos más descuidado es el último.

En cuanto a cómo se concreta la necesaria la flexibilidad en los proyectos, me gusta cuando dice "las distribuciones que se ofrecen a las diversas propuestas de concurso serán puestas sistemáticamente en entredicho" (distribuciones de mobiliario, se entiende ). Y también cuando dice "Los proyectos demasiado acabados, condicionados al mobiliario (...) nacieron muertos como biblioteca". Creo que esta es una diferencia importante entre los proyectos de biblioteca que se abordan ahora y los que se podían plantear hace sólo quince o veinte años atrás.

En cuanto al control de la luz estoy de acuerdo en que hay que "matizar el exceso de luz que se da" a nuestro clima. Reclamo que ésta debe ser la actitud de alguien que proyecte en Barcelona: protegerse de la luz, más que irla a buscar, como hacen los nórdicos. Hemos sufrido demasiadas veces (demasiadas!) el deslumbramiento que provoca la luz solar directa, a través de fachadas acristaladas, sobre los puntos de lectura. Él sugiere lucernarios, filtros en las fachadas, patios ...

La diversidad de requerimientos acústicos en los diferentes espacios de la biblioteca me parece un elemento dificilísimo de controlar en el proyecto, ante el que la gran mayoría de arquitectos nos sentimos desvalidos. Nos es fácil pensar en la luz natural, la iluminación artificial, el volumen, la climatización... Pero el sonido se nos escapa de las manos. Excepto en proyectos muy específicos, como teatros o auditorios, creo que en el resto de casos raramente el sonido es un elemento de proyecto. Parece que nos faltan herramientas, recursos. He comprobado personalmente el nivel acústico en algunas de las bibliotecas públicas del país y puedo asegurar que se alcanzan valores absolutamente injustificables. Jaume Prat constata que es un aspecto "muy complejo de gestionar" durante el proyecto, pero insisto en que es esencial resolverlo satisfactoriamente.

En definitiva, tras este primer texto introductorio, Jaume ha colgado hasta la fecha la documentación de cuatro propuestas, analizadas en detalle en cuatro artículos diferentes: Nitidus Arquitectes - Josep Ma Miró, Vólido-Max Sanjulián + Zaguirre Formatger, Archikubik y Ábalos-Senkiewcz arquitectos. A juzgar por la numeración que utiliza, creo que en los próximos días colgará cuatro más. Estaremos atentos a las publicaciones.

Bueno, ya me he extendido demasiado en lo que sólo quería ser una presentación de sus textos y una invitación a la lectura: ya sabéis, podéis empezar por aquí.

Fuentes:

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada