Jornadas “Los futuros…”: arquitectura y biblioteca

El primer día de las jornadas "Los futuros de la biblioteca pública" había sido intenso (ver los posts anteriores sobre el tema aquí y aquí). El último día los diálogos serian sobre la evolución del espacio físico, sobre la arquitectura de la biblioteca pública. Este era el tema que me interesaba especialmente.

Moderaba los diálogos Hellen Niegaard, que entre muchas otras cosas ha editado recientemente el libro "Library space. Inspiration for buildings and design ", que os recomiendo.

Las sesiones comenzaban con unos cortos vídeos sobre las bibliotecas de Barcelona, y en este caso también nos proyectaron un vídeo sorprendente de la futura biblioteca central de Helsinki. Creo que su valor radica en que explica muy bien cuál es el rol de la biblioteca en la sociedad de la información, en relación al acceso al conocimiento, la innovación y la creatividad como fuentes de prosperidad. La sociedad finesa ha vivido en pocos años el milagro del nacimiento de una de las economías más competitivas del mundo, en base a la innovación ya la tecnología. El vídeo ilustra de forma clara el posicionamiento de la biblioteca, como espacio público, en raleació a este proceso. Me dejó impresionado.

Seguro que buena parte de mérito es de Maija Berndtson, directora de la Biblioteca Central de Helsinki, que intervenía en el primer diálogo y habló con mucho pasión. Le acompañaba en el primer diálogo Charles Noordham, director de la Biblioteca de La Haya, para hablar de los procesos de planificación y programación de los equipamientos.

"Los edificios de bibliotecas deberían facilitar los nuevos usos de la era digital y yo todavía no lo he visto". Así de contundente se mostraba Berndtson, mostrando unos cables pegados de mala manera, con cinta adhesiva en medio del escenario.

"Como persuadir a un responsable político de hacer una inversión importante?" Ella cree que el argumento principal es que la biblioteca es un espacio público, patrimonio de los ciudadanos, frente al espacio comercial, propiedad de las compañías que están en manos de los grandes capitalistas.

Maija Berndtson dijo que ella cree que los cambios que deben incorporar la biblioteca y el edificio de biblioteca son (y perdonad si me he ovidado alguno):

  • Centrarse en las personas, y no en los libros

  • Tratar al usuario como un sujeto, y no como un objeto

  • Explorar nuevas formas de lectura, de búsqueda ...

  • Flexibilidad de los espacios

  • Garantizar la existencia de espacios vacíos, áreas sin nada, donde todo pueda ocurrir

  • Trabajar en base a contrastes dentro del espacio: nuevo / antiguo, ruido / silencio ...

  • Hacer edificios fácilmente inteligibles, fáciles de "leer"


Ante este listado tan bien estudiado, Charles Noordam sólo pudo estar de acuerdo y enfatizar el tema de la flexibilidad, añadiendo la capacidad de seducción que cree que debe tener la biblioteca.

Se planteó el tema de cómo integrar los medios digitales en los espacios. Se habló de trabajar diferentes atmósferas, ambientes, "surroundings" que pueden acompañar a estos medios y pueden Premite la "inspiration", el estímulo, por el aprendizaje.

Noordam dijo que somos conscientes de que a menudo las bibliotecas tienen una imagen con poco prestigio, pero que si logran ser centros dinámicos y activos se convierten en elementos de pretigio, de marketing para la ciudad.

Al acabar este diálogo me comentaron que no hay wi-fi en la sala. Alguien que trabajaba en portátil debía conectarse a través del móvil, con 3G. Una lástima, que hablando precisamente de estos temas y estando en una biblioteca pública, no hubiera este servicio básico.

En el segundo diálogo Borge Søndergard, de Hjørring, Dinamarca, y Brian Gambles, de Birmingham, hablaron de los nuevos espacios para los nuevos usos. Lástima que de las muchas cosas interesantes que se dijeron, puedo citar sólo algunas ... La importancia de la "serendipity", la sorpresa, el encuentro casual como elemento con el que trabajar.

Gambles insistía en la importancia de la programación: hay que tener una clara idea del equipamiento, del negocio ("Designing the business is the core"), porque si no se tiene la arquitectura pasa por delante. "If the architect takes advantage, you're in trouble". Pensé que tiene toda la razón: si el cliente no tiene las cosas claras, no sabe exactamente lo que quiere antes de empezar a dibujar el edificio, el arquitectotiene que tomar decisiones y la arquitectura se acaba imponiendo por encima del servicio bibliotecario. Yo lo he visto tantas veces ... El cliente debe saber exactamente qué quiere, para que la arquitectura se pueda ajustar a la imagen precisa del bussiness.

También salió otro tema estrella en este tipo de encuentros: cómo relacionarse con el arquitecto? Gambles insistió en la importancia de la elección del equipo de arquitectos. Es una decisión muy importante! Hay que ser conscientes. Hubo cierto revuelo porque Søndergard dijo que para el proyecto de Hjørring en lugar de trabajar con arquitectos lo habían hecho con un equipo de ingenieros y artistas que eran "wild and not squared people", . Independientemente de la formación de cada profesional, me quedo con la importancia de trabajar con un equipo de gente sin prejuicios, valiente y atrevida. Wild people!

Finalmente hablaron, una vez más, de la necesidad de implicar a los usuarios / clientes en el diseño del nuevo proyecto. "Work with the client, not for the client".

Tras una pausa, el ingeniero Alexander Ivancic arquitecto Joan Sabaté hablaron sobre sostenibilidad, y moderó el diálogo Santi Romero. Aunque aparentemente no sea un tema relacionado directamente con la biblioteca pública, hay unanimidad en que las acciones encaminadas a una mayor sostenibilidad deben ser transversales, desde todos los ámbitos, y a todos los niveles.

Entre otras cosas, Sabaté dijo que la ecología va estrechamente ligada con el modelo económico: cuando se habla del coste de un edificio se tiene que incluir todo el ciclo de vida del edificio. De modo que a menudo hacer un edificio sostenible en términos globales tiene un coste menor aunque la inversión inicial sea mayor, porque los costes de mantenimiento (y el impacto en el entorno) son menores. Es decir, que nuestros edificios gastan muchísimo (tienen un impacto muy grande en el entorno) a menudo porque se quiere minimizar la inversión inicial, de manera que se difieren los costes al futuro. Encontré muy interesante que apuntara a la estructura vertical de los presupuestos y a la estrucutra jerárquica de la administración como origen de problema: los capítulos de inversiones no están relacionados con los capítulos de mantenimiento, de manera que no se puede hacer esta lectura transversal y unitaria de los costes del edificio. Me parece que esta puede ser una de las claves del podría desbloquear para el grave problema que tenemos en este país con el mantenimiento de los edificios.

Ivancic apuntó otra cuestión que me parece clave: en cuanto a los aspectos ambientales, en la mayoría de proyectos hay una correcta prescripción cualitativa (las ideas generales, los conceptos para el edificio ...), pero falla la prescripción cuantitativa . Es decir, el arquitecto tiene buenas intuiciones de proyecto pero luego no se concretan en una buena resolución, porque no hay una buena cuantificación de los parámetros ambientales. Creo que es importante que haya una retroalimentación, un feed-back, durante el proceso de proyecto en base a comprobaciones numéricas, cuantitativas, de los parámetros ambientales. Y eso pasa pocas veces.

Para no alargarme más, sólo citaré una idea de Sabaté: el norte de Europa hay implantado claramente un modelo de edificios sostenibles, pero este modelo no es válido en países cálidos, mediterráneos. Nosotros tenemos la oportunidad de liderar la definición de edificios sostenibles en climas cálidos. Por ejemplo, el muro cortina es válido para latitudes superiores a la de París (según dijo Sabaté) pero es ineficiente en latitudes inferiores. Así pues, es necesario implementar soluciones válidas para el clima mediterráneo.

El turno de preguntas fue muy interesante, pero no quiero alargar más este post. Quizás en otra ocasión ... En cualquier caso, cada uno de los temas que he citado en estos tres posts sobre las jornadas darían para un nuevo texto completo, de modo que me permito dejar la puerta abierta para hablar de ello en el futuro en este blog, y os invito a que hagáis aportaciones.

De este último día de las jornadas me quedo con dos frases de Sondergad: "Cualquier proyecto de biblioteca debe comenzar a partir de un sueño" y "Nos estamos convirtiendo en nómadas digitales. Quizá estos nómadas necesitan un oasis. La biblioteca puede ser este oasis ".

Finalmente, se presentaron las conclusiones y despidió las jornadas Assumpta Bailac un punto emocionada, seguramente porque era consciente de que con estas jornadas, que habían preparado tenazmente durante meses, se había conseguido con creces lo que se proponían: además de tener una visión de futuro, se habían generado singergías, emoción e implicación en este futuro de las bibliotecas.

Felicidades!

1 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada