La biblioteca juguetona



El pasado martes día 30, como ya sabíais, participé en la presentación de Imagina la biblioteca pública del siglo XXI en Tarragona. En la mesa, moderada por Ciro Llueca, participó también Àlex Cosials.

Fue una jornada muy enriquecedora, especialmente el debate que se generó alrededor de la mesa redonda, y que en Ciro supo animar y llevar de forma magistral. El público asistente, cuarenta, participó activamente, aportando visiones, haciendo críticas, comentando experiencias ... Bueno, nada quedó claro, y posiblemente salimos todos de allí haciéndonos aún más preguntas. Y es que en las notas que tomé, ¡tengo anotado que hay grandes dosis de desorientación profesional entre los bibliotecarios!

Bueno, por mi parte, intenté exponer algunas de las ideas que durante estos últimos días he ido expresando en el blog (en la sesión de Tortosa del próximo martes día 7 de octubre quizás aparecen de nuevas), y expresamente quise adoptar una posición atrevida, quizás un poco transgresora... No sé si lo logré, pero lo que sí que vi que quizás mis argumentos y todo lo que hablé sorprendieron. Lo que ya no sé si de forma negativa o positiva. Personalmente, yo saco un balance muy positivo.

Quisiera comentar un aspecto de la charla. Ya hacia el final, en Ciro nos pidió un adjetivo para definir la biblioteca pública. Aparecieron: provocadora, seductora, imaginativa, que cree ilusión, abierta al mundo, pública... El mio, juguetona... La biblioteca juguetona. Vivimos en una sociedad lúdica, en la que el ocio y la diversión forman parte ya intrínseca de la misma. El ocio, el juego, es un elemento clave en la adquisición de información y de nuevos conocimientos... los niños aprenden y crecen jugando. Nos tenemos que divertir aprendiendo, tenemos que aprender divirtiéndonos. Y en la red (pero también en la vida real), la filosofía 2.0 es como un gran juego en el que todo el mundo participa, todo el mundo juega y todo el mundo tiene algo que decir... Y las bibliotecas tenemos que jugar un papel determinante. Somos una parte importantísima de este gran juego. ¿Querremos jugar?

Hay otros temas que quisiera tratar, relacionados con la arquitectura... pero se merecen un artículo a fondo. Deciros también, por otra parte, que a la charla vino Jaume, que intervino en las preguntas aportando la visión de un editor. Será muy interesante poder leer sus valoraciones sobre la jornada. Se desenvuelve a la perfección dentro del mundo bibliotecario... Y bien, pasamos juntos un día excelente, con visita al COAC Tarragona incluida y comida en el Barhaus! Y un punto negativo: por lo que me dijeron, ninguna charla se está grabando en vídeo, ni se están haciendo fotos, ni... nada de nada... Gran error, y que se tendría que resolver en las charlas que aún quedan. En Tarragona no tuve la ocasión de hacer fotos, pero en Tortosa prometo que haré fotos...

Y el martes 7 de octubre, el proyecto se traslada a Tortosa... ¿Nos veremos?

Actualización (14 de octubre de 2008):

En Jacme ya ha escrito sobre la charla de Tarragona, y sobre mi intervención dice así:
Pero las ideas que más me cautivaron fueron las de Dani. Quizá porque su discurso iba más allá de la realidad confusa en que viven los bibliotecarios del Camp de Tarragona. Apuntaba que las bibliotecas se están transformando en un revoltijo de servicios y que los bibliotecarios asumen demasiados trabajos: en un futuro no muy lejano tendrán que decidir qué deben ofrecer y qué no. Y posiblemente esta elección vendrá dada por el contexto social en que se encuentra cada biblioteca en particular, y no en base de una directiva general (esto se puede comprobar viendo la evaluación que hacía Dani de la misma charla en Tortosa). Y también no se pudo estar de proclamar que los servicios deben dirigirse cada vez más hacia entornos digitales, pero que antes es necesario que los bibliotecarios asuman la tecnología 2.0 como propia para poder desarrollarla adecuadamente (igual que los políticos).

Gracias por la referencia! :-)

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada