Libertad de préstamo

Imaginemos una situación ficticia: una empresa cualquiera cede a una biblioteca una serie de documentos... pero le advierte de que no se pueden hacer préstamos de estos documentos, ya que ellos mismos (la empresa) no ha pagado los correspondientes derechos para que esto se pueda hacer. Por tanto, sólo se podrán consultar en la misma biblioteca.

Ante esta situación, me hago algunas preguntas:

  • ¿Qué pueden hacer las bibliotecas en este caso?



  • ¿Se puede obviar este aviso y hacer préstamo de estos documentos?



  • Si es así, ¿cómo se pueden proteger las bibliotecas?



  • ¿O hay que seguir las indicaciones de la empresa, acatar lo que se impone y limitar el acceso y la difusión de estos documentos?



  • ¿Es una imposición externa?



  • En casos como este, ¿se ven limitadas las bibliotecas? ¿Es lícito que se imponga desde fuera (por un tema de derechos de autor) qué acceso se da a los documentos que acogen las bibliotecas?



  • ¿Es la ley muchas veces una barrera al acceso a la información?



  • ¿Se limita la libertad que tienen las bibliotecas de decidir qué se presta y qué no de su propio fondo? ¿Son los mismos derechos de autor un límite en la libertad de préstamo?



  • ¿Es necesario, pues, aceptar o no estos documentos?


Personalmente no encuentro respuestas, ni un rayo de luz que me aclare la situación. Supongo que es una situación complicada, y según mi punto de vista, difícil de resolver. A ver si con vuestros comentarios empezamos un pequeño camino.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada