Reflexiones japonesas entorno a la arquitectura bibliotecaria

Quisiera hacer algunas reflexiones sobre este interesantísimo fragmento del sabio Sr.. Maekawa. Comenta el enérgico bibliotecario nipón que
"Una biblioteca puede existir sin un edificio, los servicios de una biblioteca no dependen de él".

¡¡¡Qué afirmación!!! Y aún tiene más mérito teniendo en cuenta que la dijo en 1965. Sin duda, el Sr. Maekawa tenía madera de visionario. Las bibliotecas no dependen del edificio ... y añadiría yo que debería ser al revés: el edificio depende de la biblioteca, de sus servicios. Ahora, esta filosofía, esta máxima, la tenemos siempre presente en construir nuevos edificios, aunque el camino para llegar hasta esta mentalidad y esta forma de hacer arquitectura bibliotecaria ha sido largo (y lleno de ejemplos olvidables). Pero sin duda decir esta frase en el año 1965 debería ser, pienso, de lo más atrevido. Y yendo aún más allá, el Sr. Maekawa quizás pronosticó la futura biblioteca digital, una biblioteca sin edificio pero con todos los servicios que podríamos encontrar dentro.
"El primer paso es nombrar a un bibliotecario jefe con buen conocimiento y claridad profesional",

comentaba también nuestro apreciado bibliotecario. Y aquí aparece el tema de la transversalidad: para construir buena Arquitectura de Bibliotecas, la que perdura y crea modelos, es necesario un trabajo transversal, es necesaria una estrecha colaboración entre arquitectos y bibliotecarios. Mientras que el arquitecto pondrá énfasis en el edificio, el bibliotecario priorizará los servicios y el contenido que irá dentro, pensando en sus futuros usos como servicio público. Pienso que debería ir primero el programa funcional de la futura biblioteca, y valorar en primer lugar aspectos como la circulación, los espacios de lectura y estudio, los puntos de catálogo, entre otros. Y todo esto sólo lo podemos hacer, de forma coherente, los bibliotecarios. Deberán ser los arquitectos quienes propongan soluciones efectivas a sus necesidades, y aún más, soluciones efectivas a los futuros usuarios, nuestra principal razón de ser id'existir. Por el contrario, nosotros tendríamos que saber ser comprensibles y saber que no todo lo que queremos, técnicamente se puede hacer. Conviene llegar a un término medio, un equilibrio enriquecedor y constructivo. Pienso que así se pueden construir buenas bibliotecas, muy buenos edificios de bibliotecas.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada