Conocimiento

Que estamos en una sociedad de la información ya nadie lo pone en duda. La información es el nuevo paradigma de la industria y es el elemento crítico que crea riqueza y productividad. Pero esta etapa ya se está superando, y estamos entrando en una sociedad del conocimiento, donde a partir de la información (materia prima, bruta, sin tratar) se le añade un valor añadido. Y los bibliotecarios y documentalistas tenemos mucho que decir en todos estos procesos. Junto con estos cambios sociales, Internet ha adquirido una preponderancia fundamental, hasta convertirse en el centro neurálgico de nuestras sociedades post-modernas. A partir de Internet están naciendo nuevas formas de participación social, entre otros como la e-democracia, que sin duda creará (y ya está creando) nuevos usos de Internet. Por otra parte, se están llevando a cabo toda una serie de Planes Directores de la Sociedad de la Información, donde fundamentalmente a nivel local, intentan introducir y acercar la Sociedad de la Información a la población en general. En mi opinión son Planes con muy buena voluntad, que dan herramientas, metodologías y soluciones... pero que tal vez lo hacen de una manera quizás un poco genérica (aunque su propósito sea local). Indudablemente muchos PDSI han tenido mucho éxito, tan mediático como social, y que seguro han creado un efecto dominó a otras ciudades, y que seguro habrá hecho despertar el gusanillo de la curiosidad en muchísima gente. No obstante, seguro que todavía hay grandes capas enquistadas en posiciones absolutistas, y que se niegan a abrir sus mentes... quizás antes también convendría incentivar un cierto cambio de mentalidades y de pensamiento, de estructuras mentales; intentar romper ciertos esquemas immovilistas.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada